Kuroshitsuji~

~ Bienvenidos sean a la Mansión Phantomhive ~
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Melancolía SebastianxCiel ONESHOT

Ir abajo 
AutorMensaje
Miss Phantomhive
Demonio
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 16180
Edad : 23
Localización : en la mansión con Sebastian
Fecha de inscripción : 09/07/2011

MensajeTema: Melancolía SebastianxCiel ONESHOT   Mar Nov 06, 2018 7:32 am

El foro esta abandonado, hace años se nos dijo que el yaoi se prohibía incluso recuerdo cuando limpiaron todo el foro, ese día leí una y mil veces los fics que tanto me encantaban y ahora regreso y uso de nuevo este mismo espacio que había abandonado hacía tanto. No veo moderadoras, ni administradores asi que no creo que alguien me llame la atencion, asi que escribire algo para ver si alguien lo lee y me da al menos una señal de vida en este desolado foro.


Melancolía






Era de noche y una tormenta atacaba sin piedad alguna a Londres, las rafagas de viento eran tan voraces que incluso podían escucharse silbidos del mismo entre las rendijas de las ventanas mal cerradas.

Y en cierta mansión, lúgubre pero bien conocida se podía observar una débil luz de vela en lo que era el estudio, allí en medio del silencio y la ausencia de vida empezó a sonar una melodía de piano, suave muy parecida al de una nana para niños.

Un par de manos blancas y delgadas se deslizaban como si fueran parte del instrumento y continuaban con una esplendorosa facilidad el resto de la canción que al parecer no quería tener fin.

¿Quién era aquel que en lugar de dormir estaba tocando? la respuesta es: un niño.
Uno afligido, abandonado, herido y solitario que no anhelaba más en su vida que una venganza que no curaría su corazón roto ni lo haria reir nuevamente pero al menos calmaría su sed de venganza ciega que lo mantenía vivo desde aquel suceso.

Su mente se llenaba de recuerdos dolorosos, a pesar de ser buenos momentos los que vivió, rodeado de personas maravillosas y que nunca le brindaron nada mas que amor puro en vida. No entendia el porque mientras recordaba mas vivencias hermosas sentia un dolor mas grande en su pecho y creaba un nudo en su garganta que amenazaba con hacerlo sollozar.

Mientras seguía tocando su triste canción se mantenía erguido y no dejaba que su dolor se manifestara través de sus expresiones faciales, inhalaba aire y lo soltaba en un largo suspiro silencioso.

Desde hacía tanto tiempo que vivía en una constante mentira, que ya no sabía quién era, lo único que sabía era que ya no importaba realmente porque a final de cuentas su destino ya estaba sellado y no podía huir de ello y si lo intentaba no tendría sentido alguno porque el mismo ya lo había negociado con ese demonio.

Aquel ser, de ojos rojos y sonrisa burlesca que conoció cuando sacrificaron a su hermano gemelo frente a sus ojos. Ese mismo que le había otorgado poder y juro servirle fielmente hasta el final para después arrebatarle su alma.



...Su salvador y su verdugo...





Levanto su mirada y la enfoco a una esquina donde la luz de la vela no podía llegar, se quedo mirando fijamente y entonces lo vio, igual que a un fantasma penante la figura de su mayordomo, sonriente y encantador como siempre aparentaba ante todos, escondiendo su infinita hambre y sus deseos de devorar a su amo.

La canción terminó y el niño se paró y dio frente al demonio, ambos se miraron sin parpadear, el mayor levantó su mano y se dispuso a quitar el parche de la cara de su amo, este no puso resistencia, incluso dejó que esa fría mano le diera una leve caricia.

Sus miradas se encontraron y aún sin decir nada ellos sabían lo que iba a proceder ahora. El ojo del menor con la marca del contrato brillaba con intensidad, el demonio sentía como una extraña sensación de electricidad recorría su cuerpo, deseante y ansioso se puso a la altura de su amo.

Hacia un par de años que estaban juntos y compartían lo fugaz de la vida, mataron, aprendieron, planearon y se las idearon con cada traba que el destino les traía. No le importaba al principio pero con el paso del tiempo había desarrollado cierta costumbre a estar a su lado, ser y sentir esa compañía de un alma rota rebosante de dolor.

Él no tenía corazón, ni sentimientos, pero esa extraña sensación de electricidad se hacía cada vez más fuerte y no lo dejaba concentrarse debidamente.

La vela estaba casi por consumirse, ya le quedaba poco tiempo de vida y esta, era lo único que alumbraba a los dos en aquel sitio oscuro y abandonado. Sus cuerpos y rostros se acercaron un poco mas, el demonio tomó al menor de la nuca para acercarlo mas y con el último brillo de la llama antes de que colapsara. Lo beso, lo hizo con los ojos cerrados y sintió como un éxtasis invadía su interior, un placer tan grande que lo hizo suspirar y aferrarse con más pasión a la boca de su joven amo que lentamente yacía entre sus brazos sin poner resistencia.

Solamente por un momento el menor respondió ese beso y abrió sus ojos para ver si en los ojos del demonio podía ver por ultima vez los recuerdos de su vida feliz antes de que la desgracia tocara su puerta y así fue, En los brillantes ojos demoniacos purpuras vio a su madre, padre y hermano mayor que le sonreían y con los brazos abiertos lo invitaban a estar a su lado.

Una lagrima recorrió su rostro y falleció. Asi, en paz y silencio total.

La tormenta termino y empezo a amanecer hermosamente como nunca antes el demonio había percibido, el olor a humedad y el canto de las aves lo hicieron sentirse tranquilo.

Tomo al que había sido su amo en brazos y lo llevó a su alcoba, le cambió la ropa y lo acostó en su cama, con tal delicadeza como si este se lo hubiera ordenado. No entendía porque pero sentía la necesidad de hacerlo.

Sin darse cuenta se quedó mirándolo por todo un dia entero, quizás esperaba que este despertara y le diera órdenes o empezaran con una nueva investigación de parte de la reina. Pero eso no sucedió.

El tiempo pasó, aquella mansión se hizo ruinas, los años pasaron y Sebastián como un perro fiel se iba pero volvía a lado de su amo, no importaba en qué parte del mundo se encontrara o si tenía un nuevo contrato, sin falta al menos una vez al día regresaba y contemplaba los restos de ese que en algún momento fue su amo.

Una cierta noche muy parecida a la que había vivido cuando completaron el contrato, esté estaba parado bajo la lluvia, sin saber porque cubría con recelo los restos del menos que yacían allí, cubriendo un par de fragmentos de huesos y polvo.

Miro hacia el cielo vio como un gran rayo azul hizo contacto con la tierra y desencadenó un estrepitoso trueno. Era el mismo azul de sus ojos y se asemejaba un poco a lo que ese mortal beso le había hecho sentir por dentro mientras lo devoraba.

Entonces en silencio y sin decir nada, una lagrima rodo por su rostro pero se diluyó con las gotas de agua de la lluvia que parecía no tener fin...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://Daniela.Rdzz@facebook
 
Melancolía SebastianxCiel ONESHOT
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Narashi ~ OneShot
» No puedo esperarte mas!...
» Mi fan-oneshot XD cielo de playa? por jezrim
» Busco Dibujante para hacer un one shot de dos pág.
» Inscripcion de one shot para Mangazine

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Kuroshitsuji~ :: Creatividad :: Fanfics-
Cambiar a: